Nuestras Creencias

Las Sagradas Escrituras: La Santa Biblia fue escrita por hombres divinamente inspirados y es registro de la revelación que Dios hace de sí mismo al hombre. Es un perfecto tesoro de instrucción divina. El autor es Dios, su fin la salvación y su asunto es la verdad sin ninguna mezcla de error. Revela los principios por los cuales Dios nos juzga; y por tanto es, y la norma suprema por la cual toda conducta humana.

El Verdadero Dios: Hay un sólo Dios viviente y verdadero. Es un ser personal, inteligente y espiritual, el Creador, Redentor, Conservador y Gobernante del Universo, Dios infinito en Santidad y en todas las perfecciones. El Dios Eterno se nos revela El mismo como Padre, Hijo y Espíritu Santo, quienes siendo iguales en toda perfección divina desempeñan oficios diferentes aunque unísonos en la obra de la redención.

La Salvación es por la Gracia: Es gratuita para todos por medio de la fe en Cristo. No depende de obras buenas que el hombre pueda hacer. Se recibe por la Fe en Jesucristo el único mediador entre Dios y las personas, el cordero de Dios que quita el pecado del mundo.

Regeneración: Es un nacimiento nuevo y es la obra del Espíritu Santo en el corazón del hombre.

El arrepentimiento y la Fe: Son requisitos indispensables para la salvación. El arrepentimiento es hacia Dios y la fe hacia Cristo Jesús y que están íntimamente relacionados: y que por medio de ellos el pecador convicto, sinceramente contrito, vuelve a Dios y reconoce a Cristo como su salvador personal, Mediador único y Rey.

La Justificación: El gran bien que Cristo asegura a los que tengan fe; Que incluye tal justificación el perdón del pecado, atribuyéndoles a Dios la justicia de Cristo mediante la fe en Él, no tomando en cuenta ninguna justicia que hubiera hecho.

La Santificación: Creemos que la Santificación es el proceso por el cual conforme a la voluntad de Dios, somos hechos participantes de su voluntad; es obra progresiva y se efectúa en el corazón de los creyentes por el poder y la presencia del Espíritu Santo.

Una Iglesia Verdadera: Una congregación de creyentes en Él, bautizados después de una profesión de fe; Unidos en las doctrinas del evangelio, comprometidos en mantener las ordenanzas conforme a las escrituras; Reconociendo a Cristo como la única cabeza tomando la Biblia como su única regla de fe y practica.

El Bautismo Cristiano: Primera ordenanza del Senor. Es la inmersión en agua del creyente en Cristo, ejecutado por un administrador idóneo; Efectuado en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo es símbolo de la sepultura y resurrección de Cristo y de la del creyente.

La cena del Señor: Creemos que la Cena del Señor es la segunda ordenanza consiste en dos aspectos que son pan sin levadura y vino fruto de la vid, los que representan respectivamente el cuerpo y la sangre de Cristo; los participantes deben ser creyentes bautizados que tengan la misma doctrina y que se celebra en la reunión de la iglesia y que la cena conmemora el sufrimiento y la muerte de Cristo hasta que Él vuelva.

La segunda venida de Cristo: Creemos que Cristo vendrá otra vez en forma personal y visible, Como ladrón en la noche, porque no sabemos ni el día ni la hora, Y que vendrá como juez porque el día de la salvación habrá pasado.

El juicio final: Creemos que cuando venga Cristo al mundo otra vez se verificara el juicio, el que tiene por objeto premiar al hombre según sus obras; y hacer separación entre los redimidos y los perdidos.

El cielo y el infierno: Creemos que hay dos lugares en que los hombres habrán de morar después de esta vida: Los redimidos vivirán con Cristo en el cielo los perdidos existirán en el infierno con el diablo y sus ángeles Y tal existencia, sea en el cielo o sea en el infierno será eterna.